“Y que te quedes” (Sin Mar #2) – Cherry Chic

23 jun. 2017


Autora: Cherry Chic
Serie: Sin Mar 02
Categoría: Romántica
Editor: Autopublicación
Publicación: Mayo 2017
Protagonistas: Nate y Esmeralda

¿Estáis preparados para la siguiente historia de “Sin Mar”?... 

Sinopsis:
¿Qué harías si tuvieras que convivir cada día con personas a las que adoras, pero con las que no tienes nada en común? Así es la vida de Esmeralda, nuestra protagonista. Vive con su padre, viudo y casado con una americana, con su hermana Julieta, alocada y excéntrica, su hermana Amelia, demasiado sensible y dulce para su gusto y su hermano Alex, bombero y mujeriego empedernido. Y, por si fuera poco, ¡son cuatrillizos! Con una familia así, destacar puede ser difícil, pero ocultar secretos, fácil. El problema de los secretos es que hay algunos que tarde o temprano tienen que salir a la luz… Y es que a veces, la vida te pone a la misma distancia de tus sueños que de tus pesadillas. 


Características de los personajes:

Esmeralda León (“Esme”, “Ojos verdes”, “Tempanito”): 29 años, muy guapa, delgada, piel blanca, ojos de color verde esmeralda, cabellos de color castaño claro, muchas pechas en la cara y cuerpo. Es la mayor entre sus hermanos cuatrillizos, y la consideran como “la mamá” de todos, ya que es quien siempre los ha cuidado y regañado. Es Abogada; trabaja para un buefete en donde le va muy bien ya que es eficiente, responsable y dedicada. Vive en la urbanización “Sin Mar” con su padre, su madrastra y 2 sus hermanos (ya que Juli se mudó a vivir con Diego).

Nathaniel Morgan (“Nate”, “Nathan”): 35 años; guapísimo, afroamericano, tez morena (como mulato), ojos negros, cabellos negros muy cortos, labios mullidos, nariz perfecta, muy bien dotado; simpático, listo, y agradable con toda la gente. Tiene dos arruguitas que se le forman en la boca cuando sonríe. Es estadounidense; nació en Nueva York y su familia todavía sigue viviendo ahí. Proviene de una familia muy unida y cariñosa. Tiene a sus padres, además de un hermano y una hermana. Su hermano está divorciado y tiene un hijo al que adora y al que sólo lo dejan ver en pocas ocasiones, algo que duele a toda la familia. Es Médico, especializado en Pediatría. Trabaja en una clínica privada. Vive en un departamento con Diego, Juli y Marco.

Los hermanos cuatrillizos: 1) Julieta (“Juli”; hermana cuatrilliza de Esme; es la excéntrica, alocada y malhablada de los cuatro; es guapa, morena, bajita, ojos marrones; fue la protagonista del primer libro); 2) Amelia (hermana cuatrilliza de Esme; es la sensible entre los cuatro; es de una belleza clásica; es dulce, sosegada, caritativa; cabellos morenos, ojos azules; le encanta ayudar a la gente; es Asistente Social); 3) Alejandro (“Alex”; hermano cuatrillizo de Esme; tiene una relación muy especial con ella; muy guapo, seductor, mujeriego, moreno, ojos azules; trabaja como bombero).

Otros personajes: 1) Diego Corleone (novio de Juli, cuñado de Esme y mejor amigo de Nate; 33 años, altísimo, guapísimo, cabellos negros, ojos color miel; sus padres son italianos y tienen un restaurante; es el tutor del hijo adolescente de su hermano mayor fallecido; trabaja como policía); 2) Javier León (padre de los cuatrillizos; viudo desde el nacimiento de sus hijos, 52 años, atractivo, ojos azules, jovial, está pre-jubilado, le encanta viajar por el mundo); 3) Sara (nueva esposa de Javier; se casaron hace poco; unos 46 años, muy guapa, norteamericana, era viuda y estéril, nunca tuvo hijos; morena, ojos grandes oscuros, llamativa; vive de las inversiones en bolsa y de la gestión de algunos inmuebles que tiene en EUA; es muy buena, dulce, comprensiva); 4) Einar (“Vikingo”; mejor amigo de Nate y Diego; islandés, muy alto, blanco, rubio, ojos azules, barbita, sonrisa matadora, es un buenazo, noble, extrovertido, relajado; hace 2 años llegó a España por un amor que no resultó; fue compañero de trabajo de Julieta en “La Casa del Terror” y su pareja, hasta que terminaron para que él se fuera a Nueva York por una propuesta de trabajo en su profesión; es científico químico, y ahora está trabajando en eso); 5) Marco (sobrino de Diego; es hijo de Marco, el hermano fallecido de Diego; guapísimo, mujeriego, alto; cumplió 18 años en enero; nadie sabía de su existencia, ni siquiera Marco lo supo; su madre Victoria fue su novia antes de que él muriera y un día sin decir nada lo dejó; era una alcohólica, drogadicta y prostituta); 6) Elizabeth (“Eli”; mejor amiga de Esme; madre soltera de Oscar; trabaja como matrona; es dulce, generosa, muy buena amiga); 7) Oscar (hijo de Eli; casi 6 años, ojos azules, pecoso, tierno, inteligente, generoso; adora a Esme); 8) Patricia (“Patri”; enfermera, trabaja con Nate y es su amiga; es muy guapa, alta, rubia natural, ojos castaños, muy buen cuerpo); entre otros.


Comentarios personales:

Este es el segundo libro de la serie “Sin Mar”, de la autora española que escribe bajo el seudónimo de Cherry Chic; en donde iremos conociendo las historias de vida de unos cuatrillizos bastante peculiares y muy diferentes entre sí; son tres mujeres y un varón. Cada libro tratará sobre un cuatrillizo, teniendo en esta ocasión a la mayor de todos, Esmeralda, la seria, reflexiva e inmutable.

El contenido está dado por un prólogo, 36 capítulos, epílogo y un contenido extra, en poco más de 350 páginas. Podrán notar que la extensión es menor a la del primer libro, pero no por eso menos desarrollado; para nada. Como ya expliqué en la reseña anterior, el nombre de la serie “Sin Mar”, viene de la urbanización en la que nacieron y crecieron los cuatrillizos, y en la que todavía viven tres de los hermanos, entre ellos nuestra protagonista. La narración corre por cuenta de los personajes principales Esmeralda y Nate.

La trama inicia con el prólogo, en donde Esmeralda y sus hermanos tienen 8 años, y nos muestra cómo desde temprana edad, Esme, siempre ha fungido como la madre de sus hermanos, siendo la que les cocinaba e intentaba que comieran saludable, mientras ponía orden y arbitraba las peleas. Esas características de su personalidad nunca las perdió, sino que con el tiempo se fueron haciendo más fuertes y arraigándose en su vida, de manera a hacerla soñar con ser madre.

Seguidamente, en el primer capítulo nos situamos en el presente, en donde Esme está viviendo un momento muy triste, ya que sigue deseando ser madre pero no logra embarazarse. Lleva tres inseminaciones y casi todos sus ahorros gastados (además de los 10 mil que ganó en la yincana), pero simplemente no se le da. Ella no lo puede creer, ya que física y emocionalmente está bien, pero el embarazo no se logra. Está muy presionada y decepcionada, y aun así quiere afrontar todo sola, sin contarle a su familia por lo que está pasando, para no provocarles un sufrimiento y angustia innecesarios. Prefiere que, cuando lo logre, recién ahí contarles el resultado positivo.

Y hablando de los protagonistas… a ellos ya los conocimos en el libro anterior, ya que Esme es la hermana de Julieta (la prota de A la de tres: ¡Te quiero!), y Nate es el mejor amigo de Diego (la pareja de Julieta en dicho libro). Ahí ya pudimos ver que a Nate le gustó Esme desde el principio (o sea, desde que la conoció en la yincana que se realizó en “Sin Mar” para ver quién se ganaba el dinero que se encontró tirado afuera de una tienda de la urbanización), y que ella siempre fue borde, pesada y sarcástica con él, negándole cualquier oportunidad de tener algo con ella. En este segundo libro, vemos que ha pasado el tiempo y que ellos dos han logrado desarrollar una extraña amistad, en la que se escriben mensajes con palabras raras en diferentes idiomas para que el otro busque el significado, y que cuando se encuentran hablan con amabilidad e interés de sus cosas, dejando atrás esa animosidad que teñía su relación cuando se conocieron. Pero aun así, nunca han hablado de sentimientos ni atracción, pese a que ambos saben muy bien que existen. Hasta que… sucede algo que lo altera y cambiar todo.

Esta es una historia muy bonita, con mucha carga emotiva y dramática. A mí me gustó mucho, pero sé que el hecho de que te agrade o no, dependerá más que nada del momento de la vida en el que te encuentres, o qué tan empática/o te sientas con la trama o el tema principal (ya sea que hayas vivido una situación parecida o lo haya hecho alguien que conoces).

El tema principal es muy sensible y delicado, y me satisfizo bastante la forma en la que la autora lo abordó. Hasta me dio la impresión, por los detalles aportados (incluso los emocionales), que ella conoce bien del tema y eso se agradece muchísimo, porque supo reflejar con naturalidad y realidad lo que puede sentir una mujer en la situación de Esmeralda.

Para mí, a pesar de cómo se me movilizaron las emociones y de varias lágrimas que derramé, me pareció una historia refrescante, reflexiva, positiva y esperanzadora, pero sobre todo muy bien escrita, narrada y caracterizada. La autora se volvió a lucir con un libro redondo, que enmarca muy bien todo lo que una lectora de literatura romántica busca, o sea, romance, pasión, drama y comedia, en distintas dosis.

Pero tranquilos, no todo es drama ni lágrimas, ya que hay diálogos cómicos y situaciones bizarras que te arrancan algunas risas. Esos momentos graciosos, de nuevo y en su mayoría, los aporta Julieta. Ella sigue tan excéntrica y con la incontinencia verbal de siempre.

En resumen, definitivamente recomiendo este segundo libro de la serie. Es distinto al primero, ya que trata un tema más serio y complejo, pero está igual de bien narrado y estructurado. No se asusten al imaginar que podría ser una novela lacrimógena de principio a fin, porque no es así. Es una historia para emocionarse. Tiene sus momentos duros y situaciones muy emotivas, pero todo eso es “parte de”; para nada convierte la trama en algo difícil de digerir ni tedioso. Al contrario, permite adentrarnos en las emociones de los protagonistas y personajes secundarios, reflexionando sobre cómo enfrentaríamos los mismos problemas y visionar las experiencias de esta familia. Yo no puedo negar que la historia me tocó muy profundamente y que me representó remover muchos sentimientos, pero fue una práctica que me gustó, me llenó y me dejó buenas vibraciones. Sin duda, creo que aporta una voz positiva al tema y que vale la pena leerlo. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser SPOILERS)

1. Eres tan increíble… —Te quiero, Esmeralda. Te quiero. Nate. No pasa nada. No pasa nada, mi vida. Todavía tengo amor de sobra para los dos…” (Esme y Nate)

2. Hola, Esme. Me gustaría tener una palabra rara para decirte ahora mismo, pero si te soy sincero, ya ni siquiera las busco. Supongo que desde que no estás, han perdido el sentido, como tantas cosas en mi vida. En realidad, no sé bien qué decirte, ¿sabes? Cuando vine estaba convencido de que no podría hablar contigo y bueno Supongo que solo quiero que sepas que sigo aquí, que te quiero y que no te olvido. No creo que lo haga nunca, aunque eso me pese. Y no me pesa porque seas tú, porque me resultes cargante, o demasiado fría, o tu actitud altiva me canse. No pienses eso, que te conozco. Me pesa porque no estoy acostumbrado a vivir en un estado tan lamentable. He descubierto que antes de ti, mi vida era buena, contigo era perfecta y después de ti bueno, después de ti está la nada. La nada más absoluta y devastadora jodiéndome vivo cada día y, sobre todo, cada noche. Hace mucho me dijiste que para ti era muchísimo más fácil decirme que me querías, que pedirme que me quedara a tu lado. Solo quiero recordarte que sigo aquí y, de paso, ser yo quien te pida esta vez que te quedes, Esme. Solo eso, solo quiero que te quedes y luches conmigo […] No me excuso, reconozco mi parte de culpa, pero Da igual, ya da igual, porque no puedo arreglar lo que hice mal. Ni siquiera puedo prometer que no volveré a cagarla, porque cuando de estar contigo se trata, me vuelvo un inútil en potencia. No he venido a darte pena, te lo prometo. Solo quiero pedirte un último esfuerzo. Que me perdones, que me quieras y y que te quedes…” (Nate)

3. He venido a pedirte perdón, ya lo sabes. —¿Y? Y a decirte que te quiero, pero eso ya lo he hecho. —¿Y? Y quiero que volvamos a estar juntos, si todavía me quieres, que no lo sé. —¿Y? Y quiero pedirte que vuelvas a confiar en mí, y dejes que yo confíe en ti. Como antes, Nate, como hace unos meses, cuando conseguimos ser todo. —¿Y? Te pedí hasta el cansancio que te quedases conmigo, que no te fueras, y cumpliste. Te quedaste hasta cuando yo intenté apartarte. Te quedaste hasta el final, sin importar lo mucho que me alejé de ti. Ahora soy yo la que te promete quedarse a tu lado siempre. Pase lo que pase Nate. Me quedaré contigo hasta que la vida se nos agote o tú te canses de mí, lo que ocurra antes…” (Esme y Nate)


Observaciones (Obs):

- Al terminar la novela, no queda nada claro quién será el próximo o próxima protagonista de la serie.

- A mí me pareció intuir que podría existir una historia entre Alex y Eli, pero creo que sólo fue mi imaginación.

- No tiene soundtracks.

- El booktrailer es muy bonito, y refleja bastante, mediante imágenes, lo que uno va a leer en la novela.


Booktrailer: Ver vídeo     




La SERIE "Sin Mar" está compuesta por:

1) A la de tres: ¡Te quiero! (Enero 2017)

2) “Y que te quedes” (Mayo 2017)





NOTA: Por favor, si la publicación te sirvió, coméntamelo. Y si la usas como fuente de información, mencióname como un reconocimiento al trabajo realizado. Muchas gracias. By CAR

1 comentarios:

Zairobe Romero dijo...

Hola Car!
Para mi fue duro leer este libro, lloré mucho, pensé dejarlo para luego, y es que justo en ese momento yo estaba pasando por mi 3 tratamiento de reproducción asistida, O sea literalmente en una semana me hacía la prueba, imagínate mi sorpresa al leer de que iba, me fui en lágrimas, pero segui, no pude pararlo, al final logré disfrutarlo y separarlo de mi vivencia personal, es un libro muy bonito, describe muy bien los sentimientos de las mujeres que pasamos por esto, y que nos toca luchar mucho para alcanzar nuestro mas anhelado deseo.
Dias después de terminado el libro nos tocó enterarnos a mi esposo y a mi que está vez tampoco era la ganadora, que no lo conseguimos, pero se llora y se continúa, nos desahogados, nos abrazamos y seguimos en la lucha, porque en reproducción asistida el que se cansa pierde y el que lucha lo consigue, espero en Dios que la próxima vez si sea la bendecida.
Y bueno me desvié un poco del tema, pero no puedo evitarlo, esto para mi es como una catarsis.
Muy buena reseña Car, coincido contigo en todo, creo que es una historia muy bonita, a ratos dura, también divertida, y escrita con mucho respeto del tema.
Un abrazo!

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2013 | Tema Diseñado por: Leyendo ando... | Con la tecnología de: Blogger