“Agua de lluvia” – Claudia Velasco

19 ago. 2016


Categoría: Romántica
Editorial: Alentia
Publicación: Agosto 2015
Protagonistas: Michael Kennedy y Vera Saldaña

“Una estudiante de derecho comprometida, un actor con sueños de estrellato. Londres, Dublín y Madrid… Una historia de amor pura como el agua de lluvia…”

Sinopsis:
“Agua de lluvia” cuenta la historia de amor entre Vera Saldaña, una madrileña guerrera, vegetariana, antitaurina e idealista, y Michael Kennedy, un actor irlandés de enorme talento y muchas posibilidades, que se conocen por casualidad en Irlanda y que serán capaces de construir un romance insólito, apasionado, divertido y lleno de altibajos, mientras inician juntos un duro y emocionante camino hacia sus respectivos éxitos profesionales. ¿Y en un futuro qué hará una abogada de causas perdidas junto a una estrella de Hollywood? Todo lo sabremos en esta historia de amor. Un amor inmenso, que llegará, lo esperen ellos o no, donde el destino, las estrellas y su propio empeño los lleve.


Características de los personajes:

Vera Saldaña Ortega (Verita): piel blanca, cabellos oscuros rizados (primero los tiene largos y ondulados; y después se lo corta a la altura de los hombros), enormes ojos negros almendrados, cuerpazo. Es española, nacida en Madrid. Cumple años el 10 de octubre. Se crió en 5 países diferentes, además de España, también en Italia, Argentina, Canadá y Estados Unidos, debido al trabajo de su padre. Era la tímida y retraída de la familia. Estudió Derecho en Madrid. Le gusta el Derecho Medioambiental. Baila flamenco desde los 6 años de edad. Le gusta clasificar los acentos anglosajones, al igual que a su hermana Cruz.

Michael Sean Patrick Kennedy (Mike): alto, atlético, cabellos ondulados de color rubio oscuro casi cobrizo, ojos azules claros. Cumple años el 02 de abril. Nació en Australia, aunque llegó a Irlanda a los 10 años. Sus padres son irlandeses que curiosamente se conocieron en Sidney (Australia), se casaron, tuvieron 3 hijos, ahorraron y volvieron a Irlanda para cumplir su sueño de inaugurar un restaurante en Galway, la ciudad natal de su madre. Él es encantador, simpático, puntilloso, exigente, un líder nato que a veces tiene mal carácter; y aunque no lo reconoce, es celoso, controlador, inseguro y sensible. Desde adolescente tuvo éxito con las mujeres. Jugaba al rugby. Estudió en Londres en el “Royal Central School of Spech and Drama” para convertirse en actor. Su nombre artístico es Michael Kennedy.

Otros personajes: 1) Cruz Saldaña (hermana gemela de Vera; guapa, desinhibida, decidida, extrovertida, sociable; estudió Arte en Roma, pero después del divorcio de sus padres tuvo que regresar a Madrid y terminó ahí la carrera; es Licenciada en Arte y decoradora aficionada); 2) Pilar Ortega (madre de Vera y Cruz; guapa, cincuentona, se ve espectacular para su edad; es una maestra retirada desde los 30 años); 3) Antonio Saldaña (padre de Vera y Cruz; brillante ejecutivo bancario; dejó a su esposa Pilar luego de 22 años de matrimonio porque se enamoró de su asistente Tania de 30 años, rubia, tontorrona; se fue a vivir a Dubai por un proyecto); 4) Teresa (abuela materna de Vera y Cruz; vive en Madrid, a dos cuadras del departamento de su hija Pilar); 5) Sean y Catherine (padres de Mike; irlandeses, abiertos, liberales, afectuosos, muy unidos); 6) Sean (hermano mayor de Mike; abogado, trabaja en el Ayuntamiento; está casado y tiene hijos); 7) Molly Malone (hermana de Mike; sicóloga, va a Estados Unidos para acabar su doctorado en California; es muy unida a Mike); 8) James Wilson (es el mejor amigo de Mike; se conocen desde que fueron compañeros de escuela; él es el que más ha triunfado entre sus amigos gracias a una exitosa participación en un filme independiente; es el actor de moda, por eso es el que ayuda a conectar a Mike con su agente; es guapísimo, tiene acento escocés, está casado y tiene 3 hijos, es padre hace 10 años); 9) Jill Wilson (esposa de James; viven en Londres; tiene un sólido matrimonio; es una prestigiosa periodista semi retirada); 10) Julia Fox Bunbury (agente de James y luego de Mike; de las mejores y con más años de experiencia en el medio; cincuentona, muy atractiva); 11) Blanche (asistente personal de Mike; muy agradable); 12) Cillian McBride (uno de los mejores amigos de Mike y de los Kennedy; se criaron juntos, 37 años, muy atractivo, recién divorciado, irlandés, 2 hijos; es ingeniero en telecomunicaciones); 13) Frank (amigo de Mike; actor, guapísimo); 14) Geles (prima de Vera; vive en Madrid); 15) Phil Whiteapple (contable de Mike); 16) Maravillas (asistenta de Vera y Mike en su casa de Londres); 17) Grace Hamilton (coordinadora del Gabinete Jurídico en Londres; compañera y amiga de Vera; casada con Paul); 18) Rosaline Freeman (actriz, muy guapa, piel negra); 19) Isis Kaddour (modelo, irlandesa, es una negra espectacular, muy alta, cuerpazo; fue pareja de Mike durante más de 4 años; sus padres son senegaleses); 20) Björn Persson (fue pareja de Vera por más de 1 año, se conocían hace 2; es sueco, rubio, amante de practicar yoga; es un ecologista radical, vegano y voluntario de Greenpeace); 21) Maricarmen, Sara y Marta (amigas de Vera y Cruz); 22) Andrea (chica mulata muy guapa); 23) Taylor McIntoch (crítico de cine); entre otros.


Comentarios personales:

Esta es una novela publicada por la autora Claudia Velasco, precisamente hace 1 año, en agosto de 2015. Y ahora, en agosto de 2016 nos presentó una historia relacionada con ésta y que lleva el nombre de “Técnica mixta”, razón por la que quisimos enseñarles esta reseña, que entre algunas peculiaridades, será la que dará inicio a una nueva sección del blog llamada “Reseñas en Equipo”, teniendo el honor de estrenarla junto a una gran amiga y compañera de lectura, Giovanna R.

La novela contiene una extensión media y no tiene numeración por capítulos. Además, posee unos cambios en la línea de tiempo que nos hace pasar de la actualidad al pasado, y luego al presente nuevamente. Por ejemplo, inicia en Londres, en el mes de diciembre (lo que vendría a ser la actualidad en ese momento), y varias páginas después, nos regresa a 14 meses antes, a Londres en el mes de octubre. Y así, en otras ocasiones, en las que Vera tiene recuerdos, vuelven a cambiar los tiempos. Sólo se lo mencionamos para que estén atentos.

Los protagonistas del libro son Vera Saldaña, abogada española, y Michael Kennedy, actor irlandés. La narración es principalmente de Vera, pero también hay partes contadas por Mike.

La historia trata de Vera, quien tiene una hermana gemela llamada Cruz (la cual es la protagonista del libro siguiente “Técnica mixta”), mismas que, por el trabajo de su padre, han vivido en varios países y hablan 3 idiomas. Sus padres se separan cuando ellas rondan la veintena, y a causa de ello, se establecen en Madrid con su madre. Las hermanas hacen un viaje a Dublín y ahí conocen a Michael en un pub. Él les cuenta que es aspirante a actor, y fijándose en Vera, las invita a una fiesta; para ese entonces Vera es novia de un medioambientalista sueco llamado Björn, por lo que las cosas entre ambos no prosperan. Pasan unos meses y se vuelven a ver en Madrid, cuando él la ayuda a salir ilesa de una manifestación (marcha/protesta) a favor de los animales, y a partir de ahí se empiezan a comunicar con más frecuencia, por lo que él la invita a verlo en una obra de teatro en la ciudad de Londres, proponiéndole que viaje hasta ahí desde Madrid. Ella no sabe qué hacer, ya que está segura que vaya o no vaya, su vida cambiará a partir de ese momento.

Aquí hacemos una pausa, para aclararles que lo que sigue (en recuadro) CONTIENE SPOILERS, por lo que si aún no leyeron la novela, sería un buen motivo para detenerse, saltarse el recuadro y continuar con el resto de la reseña. También, es conveniente aclarar que el objetivo del extracto que verán a continuación es servir de una ayuda-memoria para aquellos que ya leyeron “Agua de lluvia” y pretenden iniciar “Técnica mixta”, como un recordatorio del contenido del primer libro.
SPOILERS: Vera decide ir a Londres para verlo actuar en la obra de teatro; tiene pocos recursos así que el viaje representa para ella un importante gasto. Va, allí se reúnen y se hacen novios; luego de unos meses se van a vivir juntos y ella consigue trabajo de mesera mientras estudia para validar su título, y él, a su vez, va creciendo profesionalmente. Pasado un tiempo, ella descubre que él le es infiel con una exnovia (Isis); lo deja y regresa a Madrid. Él la busca y le pide perdón; le insiste hasta que vuelven juntos a Londres y se casan. Transcurren aproximadamente 6 años, en los cuales él se vuelve un actor muy cotizado, y ella logra trabajar en un Gabinete Jurídico en el que ayuda a los más desfavorecidos. La relación tiene sus idas y vueltas porque él es muy posesivo, quiere que ella lo acompañe en las grabaciones y que esté al pendiente de todas sus cosas, incluyendo la lectura de los guiones que le llegan. Ella quiere seguir trabajando, además, añora tener hijos, algo a lo que él se niega con la excusa de que está en lo mejor de su carrera y que aún no se siente preparado. Hacia el séptimo año, la relación se debilita  porque él no está pendiente de ella y a su vez se ve envuelto en habladurías y chismes de romances con sus coprotagonistas; de igual forma, el tema de los hijos sigue siendo algo por lo que ella sufre y él no da su brazo a torcer. Después, ella logra quedar embarazada y cuando va a darle la noticia, Michael está grabando una película en Las Vegas. Vera hace el viaje para contárselo y lo encuentra con otra mujer en el hotel en el que se aloja. Ella inmediatamente lo deja y le pide el divorcio; no le cuenta nada del bebé. Él reacciona muy mal, pero finalmente le concede el divorcio, cayendo en depresión y dedicándose a la bebida y a salir con otras mujeres. Vera decide a los 6 meses de gestación contarle a su familia lo del bebé, quienes por supuesto le cuentan a Michael, que inmediatamente la busca y le dice que por el bebé le tocará responder. Ella por supuesto le indica que con esa actitud no. Posteriormente, nace una niña llamada Manuela, y Vera tiene que afrontar el parto sola, puesto que se le adelanta (y no lo llama a él aún sabiendo que estaban en la misma ciudad). Luego, deja su trabajo y se va de regreso a Madrid para poder criar a su hija junto a su madre y su hermana. Cuando la niña tiene 3 meses, Michael va de viaje con unos amigos a Hawaii para celebrar su cumpleaños y se accidenta surfeando. Ese momento es trascendental para él porque lleva 10 meses separado de Vera y la extraña enormemente, aunque sabe que se portó muy mal con ella y con su hija. Nunca dejó de amarla y la quiere recuperar. A Michael la familia le envía fotos y vídeos de la niña, logrando que él se enamore de ella, sin embargo, sigue dándole prioridad a su trabajo, por lo que va a conocerla hasta que la bebé tiene 5 meses de nacida. El encuentro con ambas, hace que quede prendado de su hija y se cuestione su rol como padre. Le promete a Vera ser un mejor papá y le dice que aún la ama. Ambos se disculpan mutuamente, ella por no haberle dado su lugar como padre, y él por no haberse preocupado más por las cosas de ella. Vera regresa a Londres a participar en otra marcha, y él le muestra todo su apoyo, por lo que ella decide darle una nueva oportunidad. Hay un epílogo de un año y medio después, donde la niña ya tiene 2 años, Vera está embarazada de gemelos (con 6 meses de gestación), y se nos indica que padre e hija son inseparables. Finaliza cuando Vera le cuenta a Michael que ha recibido una nominación a los premios Óscar.

La novela maneja un buen ritmo y logra mantener el interés hasta el final, devolviéndonos al estilo que la autora ha manejado en otras de sus historias contemporáneas.

Los personajes secundarios son muy importantes, sobre todo los que tuvieron una actuación destacada en el desarrollo y evolución de la pareja, como Cruz, la hermana gemela; Pilar, la madre de Vera; Molly, la hermana de Mike; y también sus padres, Sean y Catherine. Asimismo, Cillian, uno de los mejores amigos de Mike, y por supuesto, la pareja conformada por James y Jill Wilson, quienes son amigos y vecinos de los protagonistas.

Otro aspecto a mencionar, para las que lo tienen muy en cuenta (por aquello de hacerse una imagen mental), es que la autora se inspiró en Jamie Dornan para el personaje de Mike Kennedy.

En resumen, es una novela que tanto Giovanna como yo, recomendamos. Ella, por imaginarse a Mike como Jamie Dornan; y yo, porque el protagonista tiene sangre irlandesa (jeje). Pero ya en serio, esta autora nos gusta mucho a ambas, y creo que no me equivoco al mencionar que hemos leído casi todo lo que ha publicado. En este libro se sigue reflejando su estilo narrativo tan característico, y también el tipo de protagonistas al que nos tiene acostumbradas (hombres de carácter fuerte y posesivo; y mujeres independientes algo apocadas a las que las circunstancias hacen cambiar). Esta es una historia que nos va mostrando la evolución de una pareja en la que uno de los miembros es famoso; pasando por cómo se conocieron, cómo se enamoraron y cómo lograron que su matrimonio se fortaleciera, a pesar de los años, de los escollos que se presentaron en el camino y de las separaciones que tuvieron que vivir. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí nos cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser SPOILERS)

1. “—¿No te has planteado jamás que antes o después tendrás que ceder en favor del artista? —No sé a qué te refieres. —No conozco a ninguna pareja que sobreviva al estrellato. —Yo sí. —Me refiero a una que se haya enamorado y casado antes del estrellato. Si no sabes administrar bien lo que tenéis, antes de un año estaréis divorciados. —Dios bendito, muchas gracias. —No quiero ofenderte ni nada parecido, Vera. Solo constato una realidad, es complicado que un actor del nivel que está alcanzando tu marido pueda mantener una relación de pareja estable, ahora no. Tal vez más adelante sí y entonces pueda encontrar una mujer joven, de su profesión, que lo comprenda y que pueda seguirle el ritmo. Lo he visto mil veces a través de los años. —Vaya, gracias otra vez. —Creo que formáis una pareja maravillosa. Michael bebe los vientos por ti, tú por él, sois un gran equipo, de hecho él sigue cuerdo porque te tiene al lado, algo extraordinario, y por esa razón te digo esto. Antes de cagarla bien, deberías priorizar en Mike, que es el que ahora está en la cresta de la ola, dejar tu trabajo por una temporada y dedicarte a él. Acompañarlo a los rodajes, a los desplazamientos, darle calor de hogar… solo así podréis seguir tan bien como hasta ahora, es por vuestro bien, os estimo a los dos, quiero lo mejor para mi gran estrella y para ti también. —No sé ni qué decir. —Nada, no hace falta, solo piensa en ello. —Michael y yo creemos que lo nuestro es fuerte y goza de buena salud, a pesar de que nada es perfecto, pero agradezco tu interés. —¿Sabes que hay muchas grandes actrices que solo quieren trabajar con él?, a diario me llaman productores diciéndome que tal o cual diva dice que si tiene que hacer un desnudo o una escena hot delante de la cámara, solo la hará si le traen a Michael Kennedy… no pongas esa cara… está buenísimo y además es un actor extraordinario, todo el mundo lo quiere, dentro y fuera de los platós, si yo fuera tú, dejaría mi trabajo por un tiempo y no lo perdería de vista. —Creo que tienes muy poca fe en el ser humano. —Por supuesto, llevo treinta años en esto, y si me disculpas, debería irme. —¿Era eso lo que querías hablar conmigo?, ¿en serio? —Sí, y puedes contárselo a Mike, ya se lo he dicho un par de veces a él también. —Dios… —Él tiene un miedo patológico a perderte y por esa razón no se atreve a asumir en voz alta que te necesita, que quiere que dejes tu trabajo y lo sigas por estos mundos de Dios… sé que lo tiene tan claro como yo, pero no lo reconocerá jamás en voz alta para que no te agobies, y me preocupa… Bueno, preciosa, feliz navidad, pasadlo bien en Irlanda…” (Julia y Vera)

2. “—No, no, esto lo aclaramos tú y yo ahora. Lo primero es que eres una mujer adulta, casada y con un hogar conyugal, no puedes a la primera pelea largarte de casa y no enfrentar los problemas. Tienes que dar la cara y aguantar el tipo allí, en tu salón, y no abandonar el barco, eso no es propio de ti. —Yo jamás abandono el barco… —No, claro, cuando se trata de causas racionales, que tú controlas con la cabeza, te puedes pasar días y días guerreando y dando la cara, pero en cuanto te toca el corazón de verdad, agarras carretera y manta. Que nos conocemos, Vera. Mike también te conoce y sabe que tu primera reacción es salir corriendo… hemos compartido notas. —¡¿Qué?! ¿qué coño…? —Sí, cuando hablamos a tus espaldas. —Joder, estupendo. —Es broma, Verita. Quiero decir que los que te conocemos sabemos cómo eres pero, sinceramente, ya no puedes seguir comportándote así, somos adultos. Vuelve ahora mismo a casa y habla con él, míralo a los ojos y créele. Solo ha sido un puto beso, ya sé que tú, que no has tenido más novio que el capullo sueco ese y tu marido, lo magnificas todo pero, cariño, para los demás un beso, o incluso un polvo mal echado, no van a ninguna parte. A veces me preocupa lo princesa Disney que eres. —¡¿Qué?! —No te enfades. Eres lista, piensa, reflexiona y deja de hacer una montaña de un grano de arena, ¿vale? Habla con Michael, al que quieres con locura, cierra este asunto y en paz. —Vale. —Promételo Vera si no quieres que vaya a Londres y te obligue a hacerlo. —Te lo prometo…” (Cruz y Vera)

3. “—¿Qué miras? —A ti, eres preciosa, Vera, cada día más. —Ya me tienes muy vista. —Eres la chica más sexy que conozco. —Ya, sí…, espero que tu amiga Rosaline se haya largado o voy a echarla a patadas, te lo advierto. —Vale, será divertido ver eso. —¿No conoces a mi hermana?, las dos juntas podemos llegar a ser muy macarras. —Güau, que sexy, aunque no usáramos preservativo creo que es muy pronto para meter la pata ¿no?… dejaste las pastillas hace menos de un mes y creo que el periodo de carencia es… —¿Qué? —Nada, nena, locuras mías. Volvamos a la fiesta, tengo hambre, Vera… —¿Me podrías decir que pasaría si por casualidad, algún día, “metiéramos la pata”? —¿Qué pregunta es esa? —Una que me hago de vez en cuando. —Pues no lo sé, si sucede ya veremos. —¿Qué veremos? —Joder, Vera… no quiero hablar de esto ahora. —Ahora ni nunca y me duele un montón. —¿Por qué te duele? —Porque no eres un tío al que acabo de conocer en una discoteca o un novio intermitente al que veo de vez en cuando… —Vera… —Después de ocho años de relación y seis de matrimonio ¿cómo crees que me sienta que hables de periodos de carencia o de “meter la pata”…? ¿eh?... sabiendo, además, que yo quiero un bebé. —Vale, está bien, tienes razón, lo siento. ¿Volvemos a la fiesta? —Vuelve tú, necesito un minuto… —Nena… —Déjame un rato, ¿quieres?, necesito estar sola. —Tú madre tiene razón, a veces es imposible mantener una charla normal contigo…” (Vera y Mike)


Observaciones (Obs):

- No tiene booktrailer.

- Se menciona el libro “El amor en los tiempos del cólera” de Gabriel García Márquez.


Soundtracks del libro:
- “Galway Girl” (The Kilkennys)
- “Niña de agua” (Ana Belén)
- Flamenco, Sevillanas.



RESEÑAS en EQUIPO

Reseña realizada por:


GIOVANNA R. 
          y 

       CAR


Leer más...

“El jefe” – Romina Naranjo

12 ago. 2016


Categoría: Romántica Actual
Editorial: Ediciones B / Selección RNR
Publicación: Abril 2015
Protagonistas: Sara Gillian y Hugo Fernández

Sinopsis:
Sara Gillian es enfermera por vocación y no duda en anteponer sus deseos y enfrentarse a sus familiares y amigos, escogiendo la prisión de Caños de Sal como destino voluntario donde ejercer su profesión. Hugo Fernández no es un preso común. Apodado por sus compañeros de encierro como «el Jefe», incluso los alguaciles parecen ponerse tensos ante su presencia. Este misterioso reo enseguida despierta la curiosidad de Sara, a la que le cuesta mucho relacionar al hombre atrayente, atractivo y reservado que se presenta ante ella con el peligroso convicto que todos le recuerdan continuamente que es. Decidida a desentrañar el enigma que se oculta tras «el Jefe», Sara pasará por encima de las normas del centro penitenciario que le prohíben confraternizar con los presos. ¿Podrán ambos ahondar en sus sentimientos teniendo como telón de fondo las rejas de la cárcel?


Características de los personajes:

Sara Gillian: soltera, joven, piel blanca, ojos azules. Es enfermera por vocación. Estudió un diplomado en Enfermería (no es licenciada). Trabaja como voluntaria en la Prisión de Caños de Sal.

Hugo Fernández (“El Jefe”): joven, muy alto, cuerpo musculado, barba de pocos días, cabellos negros semilargos (los suele usar engominado), ojos de color negro o chocolate oscuro, piel morena. Es un preso del penal de Caños de Sal; el más temido y respetado por todos.

Otros personajes: 1) Mario Carvajal (médico de la prisión; joven, amable, agradable, menudo, delgado, no muy alto, atractivo); 2) Candela (hermana de Hugo; guapa, morena); entre otros.


Comentarios personales:

Esta fue la primera novela que leí de esta joven autora española, aunque no es lo primero que ella publica. Incluso ya ha presentado otros dos libros más después de éste (uno de ellos ya lo leí también).

La novela cuenta con 22 capítulos, en poco más de 100 páginas, ambientada entre los muros de la prisión de Caños de Sal, en España. La narración es en su mayoría de la protagonista femenina, aunque hay algunas partes contadas por Hugo.

Los protagonistas son Sara y Hugo. Ella es una enfermera que acaba de terminar sus estudios y que por una cuestión de reto profesional y por propio gusto, se ofrece como voluntaria para un puesto en la Enfermería de la Penitenciaria de Caños de Sal, un lugar al que la propia Sara describe como tétrico y algo intimidante. Pese a que su familia y amigos le han dicho que no debería aceptar el trabajo, ya que no tiene nada que probar a nadie, ella hace a un lado todas las advertencias y consejos e inicia su primer día de trabajo en ese penal. Ya en ese primer día se enfrenta al reto de vacunar a cada uno de los reclusos, aprovechando para ir enterándose de los manejos del lugar y de quién era quién ahí. Así es como llega a sus oídos la existencia de un hombre al que todos temen y al que apodan “El jefe”. Sobre él se cuentan varias historias bastante intimidantes, aunque nadie quiere hablar mucho sobre el tema. Todo ese misterio que envuelve al famoso personaje, despierta en Sara mucha curiosidad, por lo que no duda en hacer algunas tímidas averiguaciones, llegando a descubrir a una persona muy distinta a la que se imaginaba en un principio.

La novela es corta, y creo que ése es uno de sus pecados, ya que, a pesar de que el tema me pareció poco habitual e interesante, y de estar muy bien narrado, pudo haberse profundizado más. A mi gusto le faltaron páginas, sobre todo al final, en donde esperaba un desenlace un poco más desarrollado. Pero lo cierto es que, se deja leer muy bien, y por momentos es atrapante. Estás con la intriga de cómo avanzará la historia de amor, y si habrá alguna esperanza para los protagonistas, además de hacer hipótesis sobre el misterio que se respira en el ambiente (el cual desde antes resolví acertadamente; modestia aparte, ejem ejem).

Ésta es de esas historias ideales para leerlas entre libro y libro, ya que es corta, sencilla y te la acabas en un abrir y cerrar de ojos. Presenta un pequeño misterio por resolver y está muy bien escrita, con un estilo simple y natural. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ 


Frases: (pueden ser spoilers)

1. “—No se confíe por el hecho de que no estén aquí los asesinos. La mayoría son fáciles de llevar, pero no todos. —¿Sucede algo con alguno de los hombres de los que me tendré que hacer cargo? ¿Algo que yo deba saber? —Incluso aquí hay rangos, ¿entiende? Estas alimañas son la escoria de la sociedad. Son perros. Pero hasta entre perros, siempre hay uno que es más fiero que los otros. —¿Se refiere a una especie de… líder? —Corren rumores. Se oyen cosas. Se dicen comentarios. Yo no lo sé con seguridad, no paso tanto tiempo cerca de ellos. Solo puedo decirle que vigile su espalda. Esto es muy diferente a cualquier otro trabajo que haya hecho. —¿Quién es? —Aquí se refieren a él como… el Jefe…” (El alguacil y Sara)

2. “—Bien, ya está. Has sido muy valiente. —¿Ya? ¿Tan rápido me vas a echar? ¡Vaya! Y yo que pensaba que estaba en mi día de suerte. Bueno, será cuestión de romperse algún hueso para tener un segundo encuentro, ¿no?...” (Sara y Hugo)

3. “—Aquí dentro todos hablan de ti. Te has vuelto famosa. —¿En serio? No lo creo. No soy el tipo de mujer que vuelve locos a los hombres. —Aquí sí. Créeme. —Bueno… soy la única mujer que tenéis cerca. Supongo que los reclusos se sentirían atraídos por cualquier escoba con falda que les pasara por delante. —No eres ninguna escoba con falda. Esa no es la visión que yo tengo de ti…” (Hugo y Sara)

4. “—¿Por qué lo haces? —Hay que acabar el inventario. —No, me refiero… ¿por qué haces todo esto por mí? Apenas me conoces, él podría tener razón. —Ya te lo he dicho, siempre consigo ver algo bueno en las personas. ¿Por qué ibas a ser una excepción?...” (Hugo y Sara)

5. “—Gracias por esto. Por un momento he sentido… me he sentido como si fuera libre. —No, Hugo, gracias a ti. —¿A mí? ¿Y qué he hecho, si se puede saber? —Demostrarme que no siempre los príncipes están metidos en castillos…” (Hugo y Sara)


Observaciones (Obs):

- No tiene soundtracks ni booktrailer.



         SECCIÓN del BLOG "MiniRESEÑAS"

By
CAR


Leer más...

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2016 | Tema Diseñado por: Por Car... | Con la tecnología de: Blogger