“Grey: Cincuenta sombras de Grey contada por Christian” (#4) – E.L.James

31 jul. 2015


Autora: E. L. James 
Título original: “Grey: Fifty shades of Grey as told by Christian” (Random; 18 junio 2015)
Traducción oficial: ANUVELA
Serie: Cincuenta sombras 04
Categoría: Romántica Erótica
Editorial: Grijalbo
Publicación: 16 julio 2015
Protagonistas: Christian Grey y Anastasia Steele

<<La historia de “Cincuenta sombras de Grey” contada por Christian…>>

Sinopsis:
Christian necesita tenerlo todo bajo control. Su mundo es puro orden y disciplina aunque, en el fondo, está vacío... hasta el día en que Anastasia Steele aterriza de bruces en su despacho, hecha una maraña de largo pelo castaño y esbeltas piernas. Él intenta olvidarla pero, muy al contrario, se ve inmerso en una tormenta de emociones que no consigue controlar y a la que no puede resistirse. A diferencia de todas las mujeres que ha conocido, la tímida e inexperta Ana parece capaz de ver más allá del exitoso empresario y la lujosa vida que le rodea, y descubrir el corazón frío y lastimado de Christian. ¿Logrará su relación con Ana disipar las pesadillas que le acechan todas las noches? ¿O serán sus oscuros impulsos sexuales, su obsesión por el control y el desprecio hacia sí mismo los que alejarán a la joven y destruirán la frágil esperanza que ella le ofrece? 


Características de los personajes:

Christian Grey (CG, “Campeón”, “Renacuajo”): en este libro él no se describe físicamente, sólo menciona que tiene 27 años y los ojos grises. Así que recurro a la descripción del libro 1, o sea, cabello cobrizo, ojos grises, alto, delgado, atlético. Es un empresario multimillonario, dueño de “Grey Entreprises Holdings”, dedicada a varias ramas de actividad económica como las telecomunicaciones y las finanzas, entre otras. Es muy celoso de su vida privada, de carácter impositivo, controlador y posesivo. Tiene grandes traumas por la infancia que le tocó vivir. Su madre biológica era una mujer de cabellos castaños, que se dedicaba a la prostitución, era adicta al crack y falleció cuando CG tenía 4 años. El proxeneta de su madre fue quien maltrataba a CG cuando niño y quien le provocó las quemaduras con cigarrilos que tiene en el pecho. Grace fue la pediatra que lo revisó luego de que la policía fuera avisada de la muerte de su madre y rescatara al niño. Él no hablaba y no soportaba que lo tocaran, por lo que al verlo tan indefenso, Grace junto con su marido Carrick, deciden adoptarlo. Ellos ya tenían un hijo mayor, Elliot, al que también habían adoptado. Tiempo después llegó Mia, la hija menor del matrimonio, también adoptada, que fue la cura para que CG volviera a hablar. Como una especie de terapia, empezó a ejecutar el piano a los 6 años (además de que quería agradar a su nueva madre, a quien quiere mucho). Ganó varios campeonatos de remo. Recuerda con cariño los paseos por el campo y acampadas junto a su padre, Carrick, cuando él y Elliot eran niños, a quien admira y ve como a su héroe. Hace 4 años que aprendió a pilotar. También le gusta planear. En su adolescencia, tuvo una etapa rebelde y agresiva en la que abundaron los excesos, las peleas, los vicios, las borracheras, etc., y salió de eso cuando a los 15 años, una amiga de su madre (Elena) lo convirtió en su sumiso, hasta los 21 años, cuando él empezó a adiestrarse como “amo” en BDSM. Según él, gracias a la intervención de Elena en su vida, se calmó, inició una carrera universitaria y empezó su primer negocio. Nunca tuvo novia, ni se enamoró, ni se deja ver con mujeres en público, por eso su familia piensa que es homosexual, aunque nunca le han preguntado ni increpado al respecto. Los únicos que conocen de “su otra vida” y sobre el “cuarto rojo” son Taylor y la Sra. Jones. Ha tenido 15 sumisas en su cuarto rojo. Es Elena quien le consigue las candidatas a sumisas.

Anastasia Rose Steele (“Ana”, “Annie”): como es CG quien narra esta novela, además de que tanto en el 1er libro como en éste, se puede leer la investigación que él manda a hacer sobre ella, es mucho lo que sabemos sobre Ana. Nació el 10 de septiembre de 1989, en Montesano (Washington, EUA). Tiene 21 años, piel blanca, cabellos largos y castaños (con reflejos cobrizos), ojos azules claros, estatura mediana, delgada, menuda, cara pequeña y dulce, nariz respingona, labios suaves y carnosos, hombros delgados, cintura estrecha, piernas largas, sujetador talla 90C. Es sencilla, tímida, insegura, inocente, algo torpe, se ruboriza mucho y se muerde el labio cuando está nerviosa, aunque tiene una lengua viperina. Es una estudiante a punto de graduarse en Literatura Inglesa, en la Facultad de Letras, de la Universidad Estatal de Washington (campus Vancouver). Muy inteligente, su nota media es 4/5. Trabaja a tiempo parcial en la ferretería “Clayton’s”, desde hace 4 años. Vive en Vancouver, en el departamento de su mejor amiga, Kate. No conoció a su padre (Franklin A. Lambert), porque él falleció el 11 de septiembre de 1989 (o sea, según mis cálculos, su madre se casó embarazada el 01 de marzo de 1989, y su padre falleció al día siguiente del nacimiento de Ana, aunque esto no se menciona en el libro); él fue el primer marido y el gran amor de su madre, Carla. Considera a su padrastro Ray (segundo marido de su madre), como si fuera su padre, ya que en realidad él es quien la cria. Incluso después del divorcio de Carla y Ray, y de que ésta se casara por 3ra vez, Ana decide quedarse a vivir con su padrastro en Montesano, y no irse con su madre y su nuevo esposo Stephen, a quien no soportaba (esto se menciona en el libro 1). En Montesano estudia en el Instituto de esa ciudad, y luego se muda a Vancouver para vivir con Kate y estudiar la licenciatura. Adora los libros, por eso sus planes a futuro son trabajar en una editorial.

Otros personajes: 1) Katherine Kavanagh (mejor amiga de Ana; viven juntas en Vancouver y también estudia Literatura Inglesa, aunque ella está más enfocada a ser periodista; es rubia, alta, imponente, ojos azules, muy guapa e inteligente, de carácter fuerte, vivaz, impositivo y decidido; durante la carrera escribe para la revista estudiantil de su universidad y también es la editora; cuando se muden a Seattle pretende hacer sus prácticas para un periódico local); 2) Carla May Wilks Adams (madre de Ana; nacida el 18 de julio de 1970; tiene como 41 años, aunque se ve muy joven, como de 30; tuvo a Ana cuando tenía como 19 años y no ha tenido más hijos; Ana se le parece mucho físicamente; guapísima, cabellos castaños, ojos azules, cuerpo escultural; es una romántica empedernida; se casó 4 veces: 1° con Frank y enviudó a los 6 meses, 2° con Ray y se divorció, 3° con Stephen y se divorció a los 5 meses, 4° con Bob con el que sigue hasta ahora y viven en Georgia); 3) Raymond Steele (“Ray”; padrastro de Ana; fue el segundo marido de Carla, estuvieron casados durante 16 años; Ana lo quiere mucho y lo ve como si fuera su padre, ya que él fue quien la crió y con quien ella decidió quedarse a vivir luego de su divorcio con Carla; es un hombre sencillo, de ojos castaños oscuros, trabaja como carpintero y sigue viviendo en Montesano; le encanta la pesca y el fútbol europeo); 4) Robbin Adams (“Bob”; actual marido de Carla; se casaron en abril de 2009, por lo que llevan juntos unos dos años; viven en Georgia); 5) Grace Trevelyan-Grey (madre adoptiva de Christian; es una reputada pediatra, vive en Seattle con su marido, tiene un matrimonio feliz y tres hijos adoptivos; es guapa, elegante, dulce, sencilla, cariñosa); 6) Carrick Grey (padre adoptivo de Christian; es abogado, para CG es su héore, lo considera un erudito académico, deportista y que ama a la naturaleza); 7) Elliot Grey (hermano mayor de Christian; también es adoptado; es el que apoda “campeón” a CG; en carácter es totalmente lo contrario a CG ya que es abierto, alegre, extrovertido, muy sociable y coqueto; físicamente es rubio, ojos azules, alto, como 1.90cm de estatura, guapo, mujeriego, es arquitecto, trabaja en la construcción con énfasis en las cuestiones ecologistas y la vida sostenible); 8) Mia Grey (hermana menor de Christian; adoptada; es la “princesa” de la familia; guapa, alta, curvilínea, cabello muy negro en melenita corta, ojos negros, alegre, divertida, agradable, muy conversadora; es como de la edad de Ana; está cursando cocina en París con un chef muy importante); 9) Ethan Kavanagh (hermano mayor de Kate, amigo de Ana; rubio, guapo, bronceado, alto); 10) Eamon Kavanagh (padre de Kate y Ethan; empresario, dueño de “Kavanagh Media”; es socio de negocios de CG); 11) José Rodriguez (amigo de Ana; se conocieron desde el inicio de la universidad; estudió ingeniería, pero su verdadera pasión es la fotografía; trabaja como fotógrafo; atractivo latino, cabellos negros y ojos oscuros; su padre fue compañero en el ejército del padre de Ana y desde que se reencontraron se frecuentan mucho e incluso van a pescar con José); 12) J.B.Taylor (jefe de seguridad de Christian; es su hombre de confianza y ayudante; ex militar, fue marine, aunque su gran pasión es la aviación pero la dejó por ser daltónico; vive con CG, está separado de su esposa, tiene una hija pequeña llamada Sophie a la que adora y a la que CG le paga los estudios como un incentivo para mantener a Taylor con él); 13) Gail Jones (“Sra. Jones”; ama de llaves de Christian, trabaja con él desde hace 4 años; mujer de mediana de edad, guapa, decente, de total confianza); 14) Andrea (asistente y secretaria personal de Christian; muy eficiente, discreta, rubia); 15) Olivia (ayudante de Andrea; a CG lo exaspera su fascinación y coqueteo; guapa, joven, rubia, ojos castaños, alta, esbelta); 16) Ros Bailey (mano derecha de Christian y Directora General de Grey Enterprises; muy eficiente y trabajadora); 17) Barney (ingeniero de más experiencia en el Departamento de Telecomunicaciones de Grey Enterprises; es un genio de la tecnología); 18) Sam (encargado de las relaciones públicas de Grey Enterprises y Vicepresidente); 19) Fred (jefe del Departamento de Telecomunicaciones de Grey Enterprises); 20) Bill y Ruth (trabajan en de Grey Enterprises; se dedican mayormente a la búsqueda y valoración de los terrenos y bienes raíces para la empresa); 21) Welch (investigador que trabaja para Christian; tiene la voz muy gruesa y ronca); 22) Claude Bastille (entrenador personal de Christian); 23) Stephan (piloto que trabaja para Christian y para Grey Enterprises); 24) Joe (hombre mayor que se encarga del Charlie Tango, experto en aviación, CG aprendió mucho de él); 25) Elena Lincoln (“Mrs. Robinson”; fue la ama de Christian durante 6 años; se conocieron porque es amiga de Grace; estaba casada cuando tenía su relación secreta con CG; ahora divorciada, ha tenido otros sumisos después de CG; es socia en un negocio con él; es guapa, elegante, muy bien conservada, cabellos de color platino brillante); 26) John Flynn (doctor, es el psiquiatra de Christian, ya lleva tiempo en terapia con él); 27) Leila Reed (fue sumisa de Christian durante un buen tiempo, él la consideraba una muy buena sumisa y de carácter travieso; terminaron porque ella quería “más” y él no, pero todo quedó muy bien entre ambos, con respeto y cordialidad, ya que incluso después de que ella se casó con Russell Reed, seguían escribiéndose amables emails de vez en cuando; su apellido de soltera era “Williams”); 28) Dr. John Flynn (siquiatra de Christian; ya lleva un tiempo en las terapias con él); entre otros.


También son mencionados: 1) Jack Hyde (futuro jefe de Ana en la editorial SIP); 2) Paul Clayton (hermano del dueño de la ferretería en la que trabaja Ana en Vancouver; estudia Administración de Empresas en Princeton; joven, viste bien y de forma moderna); 3) Susannah (fue la última sumisa con la que estuvo Christian; hace como 2 meses antes de conocer a Ana); 4) Theodore Trevelyan (abuelo materno de Christian; padre de Grace; tenía un huerto de manzanos que CG recuerda mucho, jugaba con sus nietos); 5) Dra. Greene (ginecóloga que atiende a Ana; profesional muy recomendada y cara); 6) Isaac (sumiso actual de Elena); 7) Caroline Acton (personal shopper a la que suele acudir Christian); 8) Gretchen (empleada que trabaja en la casa familiar de los Grey; es una joven estudiante de intercambio, rubia); 9) Srta. Kathie (fue la maestra de piano de Christian cuando era niño); 10) Barry (guardia de seguridad en el edificio Grey House en el que está Grey Enterprises); 11) Blandino (senador norteamericano al que contacta CG cuando tiene problemas con sus misiones altruistas a las ONG’s); 12) Russell Reed (marido de Leila; casado con ella durante 18 meses); entre otros.


Comentarios personales:

Algunos consideran a este libro como el cuarto dentro de la que ahora nombran como saga “Cincuenta sombras”, mientras que otros, la categorizan como el primer libro de la nueva trilogía de la historia aunque en esta ocasión contada desde la perspectiva del famoso y casi mítico Christian Grey. Nombres más, nombres menos… el quid de la cuestión es que, con esta reciente publicación, para bien o para mal (¿?), la autora E.L. James vuelve a dirigir los reflectores hacia su persona y hacia los populares personajes que ha creado, ayudada por la enorme publicidad que durante muchos meses recibiera la primera película basada en los bestsellers (estrenada en febrero de 2015), y por el gran empuje recibido de la editorial con la que publica. Más de tres años tuvieron que pasar para que este libro viera la luz, ya sea en inglés o español (en inglés aún más).

De alguna manera, antes de empezar a leer la novela, traté de no tener muchas expectativas y de verla como una “relectura” de la primera parte de la trilogía. Y bueno, al final me di cuenta que hice muy bien en planteármelo así, ya que el golpe fue menos duro de lo que pudo haber sido (¡Qué exagerada! Aunque sí estoy poniendo los ojos en blanco, y todo).

La novela contiene 25 capítulos, sin epílogo, en poco más de 650 páginas, por lo que podrán notar que es de larga extensión. Está ambientada mayormente en las ciudades norteamericanas de Seattle y Vancouver.
CONTENIDO: Capítulos: 1. Lunes, 9 de mayo de 2011. 2. Sábado, 14 de mayo de 2011. 3. Domingo, 15 de mayo de 2011. 4. Jueves, 19 de mayo de 2011. 5. Viernes, 20 de mayo de 2011. 6. Sábado, 21 de mayo de 2011. 7. Domingo, 22 de mayo de 2011. 8. Lunes, 23 de mayo de 2011. 9. Martes, 24 de mayo de 2011. 10. Miércoles, 25 de mayo de 2011. 11. Jueves, 26 de mayo de 2011. 12. Viernes, 27 de mayo de 2011. 13. Sábado, 28 de mayo de 2011. 14. Domingo, 29 de mayo de 2011. 15. Lunes, 30 de mayo de 2011. 16. Martes, 31 de mayo de 2011. 17. Miércoles, 1 de junio de 2011. 18. Jueves, 2 de junio de 2011. 19. Viernes, 3 de junio de 2011. 20. Sábado, 4 de junio de 2011. 21. Domingo, 5 de junio de 2011. 22. Lunes, 6 de junio de 2011. 23. Martes, 7 de junio de 2011. 24. Miércoles, 8 de junio de 2011. 25. Jueves, 9 de junio de 2011.

Como ya saben (porque la portada del libro lo dice), la narración es realizada totalmente por el protagonista masculino de la historia, o sea, Christian Grey (al que cariñosamente apodo CG, bueno también para abreviar).

La trama va mezclando algunos recuerdos o pesadillas de Christian sobre aquellos años de su niñez con su madre biológica y otros con su familia adoptiva, a la vez que nos vamos adentrando en los detalles de su vida presente. Creo que en este caso no es necesario que les detalle exactamente cómo inicia la novela o los aspectos más resaltantes de los primeros capítulos, ya que casi con toda seguridad si van a leer o están leyendo este libro, es porque anteriormente ya leyeron la trilogía (aunque pueden haber excepciones). A grandes rasgos les resumo que, aquí las acciones comienzan desde que Christian despierta de una pesadilla en la mañana del mismo día en el que conocerá a Anastasia en la entrevista a la que ésta acudirá en reemplazo de su amiga Kate, o sea, es prácticamente lo paralelo al libro 1, con la diferencia de que ahora cada capítulo lleva como título la fecha en la que se desarrolla lo narrado, imagino que con la intención de que en nuestras cabezas podamos darle un orden a todo lo que ocurre, o para que notemos que se enamoraron en menos de un mes, o quién sabe.

Ahora bien, para lo que se supone que sería “la versión narrada desde el punto de vista de Christian”, yo me esperaba por lo menos un poco más de trabajo por parte de la autora (o, que le haya currado un poco más), pero lo cierto es que, en líneas generales, y siendo optimistas, esta nueva publicación tal vez nos aporta un 10% de novedades, y un 90% de copiar-pegar.

Casi siempre los libros de este tipo (o sea, los escritos desde el POV del otro protagonista) pueden resultar un fiasco… sobre todo si el escritor o la escritora sólo se dedica a prácticamente transcribir lo mismo que aparece en la versión anterior u original que ya leímos (o sea, la contada por el protagonista masculino o femenino, sea cual sea el caso). Uno esperaría “novedades”, “sorpresas”, y realmente sentir que estás leyendo “otro” libro. Y algo así sí es posible, ya que lo he visto en otros casos en los que de una misma historia te presentan un libro diferente pero esta vez contado ya sea por el o la protagonista (o sea, el POV que todavía no conocemos). Por dar un ejemplo más o menos reciente, tenemos las de “Wait for me” (Te esperaré) de J. Lynn, etc., en donde pareciera que en el segundo libro vamos a leer exactamente lo mismo, pero no, la autora lo estructura de manera tal que, sí estás leyendo casi los mismos eventos, pero cubriendo esos huecos y dudas que quedaron anteriormente porque no conocíamos la visión del otro personaje. Bueno, sin dar más vueltas, ustedes me entienden.   

Entonces, cuando uno termina de leer un libro como “Grey”, y si te hiciste muchas ilusiones de poder descubrir todoooo lo que el enigmático Christian pensaba y sentía en el libro uno, te podrías llevar una pequeña decepción. Y más aún si, por ejemplo, esperabas que en las partes finales apareciera algo inédito y/o completamente impactante (para engancharte a los libros que vendrán, porque sí, la autora planea un 5to., y tal vez 6to. libro). Pues… puede que no sea eso lo que encuentres.

Uno de los detalles más importantes para mí es que en cierta manera me desdibujaron un poco a Christian (no totalmente, afortunadamente, pero sí en algunos puntos), o por lo menos no me permitieron conocerlo tan profundamente como yo esperaba. Es claro que en el primer libro, por las percepciones de Anastasia nos percatábamos de que era un hombre con sus traumas e inseguridades (que en su vida privada no era el todopoderoso y sin corazón que muchas personas se imaginaban), eso fue así, no era ningún misterio para el lector. Pero creo que muchos/as teníamos la idea de que a pesar de esas debilidades, era un hombre fuerte, supremamente inteligente, imponente, decidido… y oscuro. Pero… ¡oh, sorpresa! La autora en vez de “realmente” hacernos sentir que nos estábamos metiendo en la cabeza de CG para entenderlo y desmenuzarlo, mejor prefirió copiar y pegar las mismas escenas que ya conocíamos pero ahora cambiándole algunas cositas, pero sin ahondar ni dejarnos ver parte de la psique y razonamientos de él que eran un misterio para nosotros.

Aquí, sin embargo, pudimos ver a un hombre cercano a los 30, enamorándose por primera vez en su vida, pensando y sintiendo como un adolescente (que no es de extrañar, ya que el mismo Dr. Flynn se lo dice a Ana, no recuerdo si en el libro 2 o 3 de la trilogía original). Aclaro que no me molestaron las inseguridades de CG porque ya las conocía (a través de Ana) y ya esperaba encontrarlas en el relato. También, sabía que era un tipo con un pasado oscuro, duro y conflictivo, que estaba convencido que encontró su calma y remedio al aceptar (con 15 años) ser el sumiso de una mujer mucho mayor que él (Elena, que era casada y amiga de su madre), de manera secreta y prohibida. Él defiende su relación con ella y se molesta cuando Ana la critica o la llama pedófila, porque para él las cosas no fueron así (pero tampoco nos explica mucho sobre eso). 

Y precisamente, sobre ese “tema Elena” tengo más que decir, ya que consideré como otra gran carencia de la trama, la escasa e insignificante participación que la autora le dio en este libro. Obviamente, me esperaba que, al ser Christian el narrador, pudiéramos obtener mayores detalles de “la misteriosa Elena”, ya que ella es una figura importantísima del pasado de CG, al ser la que provocó su introducción en el mundo BDSM. Pero aquí no obtenemos casi nada de información de cómo fue aquella época rebelde y desbandada de la vida de nuestro protagonista (previa a que apareciera Mrs. Robinson), ni cómo fueron sus sesiones, experiencias o sentimientos por la mujer mayor que según él “lo reformó”. Apenas hay “menciones” sobre ella, pero ningún recuerdo bien relatado ni explicado. La autora decide mejor darle mayor importancia al personaje de Leila (la ex sumisa trastornada) que al de Elena, además de preferir ocupar páginas transcribiendo casi íntegramente todos sus momentos con Ana, sin presentarnos casi nada nuevo, salvo algunas interacciones con su hermano Elliot, con Mia, con Taylor, con Ros, con Andrea, o sus pesadillas, o cómo salía a correr por las calles para calmarse, etc. Cuestiones sin gran relevancia.

Por momentos, sentí que estaba leyendo al Grey de la película, y no al del 1er libro (en algunas partes, no en su totalidad), sobre todo porque al “Grey cinematográfico” costaba percibirle “la oscuridad” que Ana nos relataba, y aquí también cuesta notarle ese detallito tan característico de su personalidad literaria.

Pero algo positivo que encontré (sí, algo hallé), fue conocer lo que pasaba por su cabeza en el momento cumbre y más importante de todooo el libro e incluso de la primera película (al menos para mí), que es la parte de los “cinturonazos”, tanto antes como después de la reacción enojada e indignada de ella, que finalmente provoca su separación. Aquí debo reconocer que me sorprendió cómo lo vio y vivió CG, porque no fue tannn así como yo lo imaginé cuando leía a Ana. Y bueno, en honor a la verdad, y como dato anecdótico, les confieso que en esta parte en específico, me gustó más cómo lo manejaron en la película que en el primer libro (si vieron la peli sabrán de lo que les hablo porque es muy notoria la diferencia). 

Recuerdo que cuando leía la parte anterior y posterior a los cinturonazos (según el relato de Ana), pero sobre todo cuando ella está llorando en el “cuarto de las sumisas” y que él viene a intentar consolarla, no me gustó que “el enojo y la indignación” a ella se le pasaran tannn rápido. Yo mientras leía aquella primera vez, pensaba “levántate, date tu lugar, mándale a la mier… y te vas”; pero no, en ese libro, ella llora abrazada a él y casiiii le ruega para quedarse, etc., hasta que él le da la razón en que es mejor no seguir y que nunca superarían lo que pasó. O sea, después de todo, es él quien toma la decisión de separarse. Bueno… pues en este cuarto libro y con la visión de CG de lo ocurrido, me llamó la atención que ahí él sí sacó su oscuridad, porque en realidad no veía mal lo que le hizo ya que ella se lo pidió, y más que nada, pensaba que Ana no dijo la palabra de seguridad para pararlo, así que no podía culparlo por nada. Además, él, a pesar de no querer que ella se vaya, piensa en su interior que es lo mejor ya que él no quiere cambiar sus hábitos y gustos excéntricos, porque todo eso es lo que define quién es, y no se ve haciendo las cosas de forma diferente; prefiere que ella siga su camino porque él no puede darle lo que quiere, ni ella a él. Obviamente, con el paso de los días sin ella, se va dando cuenta que Ana tocó una fibra en él, que ya nada es lo mismo y que quiere volver a tener lo que tenía con ella, a sentir todo aquello que nunca antes conoció y que no creía que fuera para él. En estas partes en específico, es cuando leemos cuestiones que nos eran desconocidas tanto de la trama como de Christian, y es cuando conocemos “lo nuevo” que la autora nos presenta. O sea, ése fue otro aspecto positivo que encontré, esas últimas páginas que nos muestran cómo vivió CG esos poquitos días separado de Ana. Aunque lastimosamente, recién ocurre como en el 92% del libro. Pero bueno, más vale tarde que nunca

Por otra parte, hubo pequeños cambios respecto al texto similar que viene incluido como una especie de adelanto en el anexo del libro 3; por ejemplo, en la página 630 del tercer libro en papel, durante la entrevista, CG ve sacar a Ana una grabadora digital y piensa “¿Una grabadora digital? ¿Eso no va con cintas VHS?”. En el nuevo libro, esas dos preguntas no aparecen, probablemente por lo desfasada que está la tecnología mencionada, o quién sabe. Y así, otros cambios no tan evidentes en una palabra de más, o de menos.  

Asimismo, y entre otras cosas, les comento que me fue muy difícil calificar este libro porque, por una parte, estaba esa emoción y el recuerdo de una trilogía que en su momento (hace como 3 años) disfruté mucho y que la releí incontables veces; y por la otra, la imposibilidad de cegar o adormecer a mi lado crítico y analítico, al que no le supuso un gran esfuerzo percibir las notorias falencias del material presentado, lo que me llevó a reflexionar sobre varios puntos, entre ellos, si la autora sería consciente de que pudiera estar estirando ya demasiado de la cuerda (¿tal vez en pos de un interés mayormente comercial?), lo que podría estar contribuyendo a desgastar (de a poco o de un sopetón) todo aquello que apreciábamos de sus libros, o nuestros sentimientos por los personajes, etc.

No podría decir que el libro “no me gustó”, ya que, así como a muchas fans de la historia (nótese el énfasis en las palabras subrayadas), para las que incluso la trilogía y/o Christian fue su primer amor literario (que no fue mi caso porque ese distinguido puesto lo ocupa otro… libro), la curiosidad era grande, además de que esperábamos este reencuentro desde el final del tercer libro hace unos años, en donde la autora nos dio una probadita y una promesa de lo que podrían ser unas páginas contadas por Christian. Y repito, como fan de la trilogía, este cuarto libro más que nada me sirvió para recordar y volver a vivir la misma trama pero ahora narrada por el “niño malo” Grey (que de “malote”… mmm). Entonces, si tomo en cuenta “mi gran cariño por la historia” (con sus virtudes y defectos), y que tenía muchas ganas de conocer la visión de CG de todo lo que pasaba, podría decir que fue agradable descubrir su perspectiva de la trama, ya que es la que siempre quise saber. Pero así también, quedé con la sensación de que fue más lo que nos prometieron, que aquello que finalmente recibimos (así como esos memes que nos muestran la expectativa y la realidad).  

Como plus les puedo adelantar (y creo que no es spoiler) que este cuarto libro además de mostrarnos las vivencias de CG antes y durante su relación con Ana hasta el momento de su separación, también incluye un poquito de la segunda parte (Cincuenta sombras más oscuras), más o menos un 3%, o lo que sería lo mismo, hasta su paralelo en la página 19 de dicho libro en papel. Así que, ya saben un poquito de lo que se van a encontrar ;-)  

Finalmente, creo que todo se resume en que, mi opinión se parte en dos. Si quieren mi visión como fan y por el cariño a la historia, les puedo expresar que me gustó volver a leer la trama ahora contada por Christian y que tenía muchas ganas y curiosidad por descubrir la historia de esta manera; pero, por otra parte, si me pongo en la vereda contraria y hago a un lado mi afecto y afición, la cosa cambia; ya que es imposible no notar el escaso y deficiente trabajo de la autora. Aquí es cuando uno recuerda aquella famosa frase y título de una obra shakesperiana, “mucho ruido y pocas nueces”. Aunque es cierto que, si publicara el quinto libro también lo leeré, e igualmente el sexto, si es que finalmente lo hace. Sólo espero que la autora no esté ya tannn en las nubes del éxito y prime en ella el desinterés, como para no tomar en cuenta las innumerables críticas (de regulares a negativas) que su último trabajo ha provocado. Y bueno, si no lo quiere ver desde la óptica de ofrecer un mejor trabajo literario, por lo menos que lo haga desde una postura de mercadotecnia y/o comercial. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser spoilers)

1. “—Me gusta construir. Me gusta saber cómo funcionan las cosas, cuál es su mecanismo, cómo se montan y se desmontan. Y me encantan los barcos. ¿Qué puedo decirle? —Parece que el que habla es su corazón, no la lógica y los hechos. —Es posible. Aunque algunos dirían que no tengo corazón. —¿Por qué dirían algo así? —Porque me conocen bien. —¿Dirían sus amigos que es fácil conocerlo? —Soy una persona muy reservada, señorita Steele. Hago todo lo posible por proteger mi vida privada…” (Christian y Ana)

2. “—¿Tiene una filosofía? Y si la tiene, ¿en qué consiste? —No tengo una filosofía como tal. Quizá un principio que me guía… de Carnegie: «Un hombre que consigue adueñarse absolutamente de su mente puede adueñarse de cualquier otra cosa para la que esté legalmente autorizado». Soy muy peculiar, muy tenaz. Me gusta el control… de mí mismo y de los que me rodean. —Entonces quiere poseer cosas… —Quiero merecer poseerlas, pero sí, en el fondo es eso. —Parece usted el paradigma del consumidor. —Lo soy…” (Ana y Christian)

3. “—Parece nerviosa cuando está con hombres. —Usted me resulta intimidante. —Es usted un misterio, señorita Steele. —No tengo nada de misteriosa. —Creo que es usted muy contenida. Menos cuando se ruboriza, claro, cosa que hace a menudo. Me gustaría saber por qué se ha ruborizado. —¿Siempre hace comentarios tan personales? —No me había dado cuenta de que fuera personal. ¿La he ofendido? —No. —Bien. —Pero es usted un poco arrogante. —Suelo hacer las cosas a mi manera, Anastasia. En todo. —No lo dudo…” (Christian y Ana)

4. “Anastasia, deberías mantenerte alejada de mí. No soy un hombre para ti…” (Christian)

5. “—Sabes que irá bien, ¿verdad, nena? —Pero quiero más. —¿Más? Más. Quieres flores y corazones. Anastasia, no sé mucho de ese tema. —Yo tampoco. —Tú no sabes mucho de nada. —Tú sabes todo lo malo. —¿Lo malo? Para mí no lo es. Pruébalo. —De acuerdo. —¿Qué? —De acuerdo. Lo intentaré. —¿Estás de acuerdo? —Dentro de los límites tolerables, sí. Lo intentaré. —Ana, eres imprevisible. Me dejas sin aliento…” (Christian y Ana)

6. “—¿Por qué no te gusta que te toquen? —Porque estoy muy jodido, Anastasia. Tengo muchas más sombras que luces. Cincuenta sombras más. Tuve una introducción a la vida muy dura. No quiero aburrirte con los detalles. No lo hagas y ya está…” (Ana y Christian)

7. “—¿Cómo te has sentido cuando te estaba pegando y después? —No me ha gustado. Preferiría que no volvieras a hacerlo. —No tenía que gustarte. —¿Por qué te gusta a ti? —¿De verdad quieres saberlo? —Ah, créeme, me muero de ganas. —Cuidado. —¿Me vas a pegar otra vez? —No, esta noche no. —¿Y bien? —Me gusta el control que me proporciona, Anastasia. Quiero que te comportes de una forma concreta y, si no lo haces, te castigaré, y así aprenderás a comportarte como quiero. Disfruto castigándote. He querido darte unos azotes desde que me preguntaste si era gay. —Así que no te gusta como soy. —Me pareces encantadora tal como eres. —Entonces, ¿por qué intentas cambiarme? —No quiero cambiarte. Me gustaría que fueras respetuosa y que siguieras las normas que te he impuesto y no me desafiaras. Es muy sencillo. —Pero ¿quieres castigarme? —Sí, quiero. —Eso es lo que no entiendo. —Así soy yo, Anastasia. Necesito controlarte. Quiero que te comportes de una forma concreta, y si no lo haces… Me encanta ver cómo se sonroja y se calienta tu hermosa piel blanca bajo mis manos. Me excita. —Entonces, ¿no es el dolor que me provocas? —Un poco, el ver si lo aguantas. Pero no es la razón principal. Es el hecho de que seas mía y pueda hacer contigo lo que quiera: control absoluto de otra persona. Y eso me pone. Muchísimo. Mira, no me estoy explicando muy bien. Nunca he tenido que hacerlo. No he meditado mucho todo esto. Siempre he estado con gente de mi estilo…” (Christian y Ana)

8. “—No te cuesta nada sincerarte conmigo por escrito. Por e-mail siempre me dices exactamente lo que sientes. ¿Por qué no puedes hacer eso cara a cara? ¿Tanto te intimido? —Me cautivas, Christian. Me abrumas. Me siento como Ícaro volando demasiado cerca del sol. —Pues me parece que eso lo has entendido al revés. —¿El qué? —Ay, Anastasia, eres tú la que me has hechizado. ¿Es que no es obvio?...” (Christian y Ana)

9. “—Confiaba en poder alejarme un poco de toda esta… intensidad para poder reflexionar. —¿Soy demasiado intenso? —¡Eso es quedarse corto! —¿Se está riendo de mí, señorita Steele? —No me atrevería, señor Grey. —Claro que sí, y de hecho lo haces a menudo. —Es que eres muy divertido. —¿Divertido? —Oh, sí. —¿Divertido por peculiar o por gracioso? —Uf… mucho de una cosa y algo de la otra. —¿Qué parte de cada una? —Te dejo que lo adivines tú. —No estoy seguro de poder averiguar nada contigo, Anastasia. ¿Sobre qué tienes que reflexionar en Georgia? —Sobre lo nuestro. —Dijiste que lo intentarías. —Lo sé. —¿Tienes dudas? —Puede. —¿Por qué? ¿Por qué, Anastasia? —Háblame, Anastasia. No quiero perderte. Esta última semana… —Sigo queriendo más. —Lo sé. Lo intentaré. Por ti, Anastasia, lo intentaré…” (Ana y Christian)

10. “—¿Te vas a conformar con una simple y aburrida relación vainilla? —Ni es simple ni aburrida… tiene un sabor fascinante. —¿Desde cuándo? —Desde el sábado pasado. ¿Por qué? ¿Esperabas algo más exótico? —Ay, no. Ya he tenido suficiente exotismo por hoy. —¿Seguro? Aquí tenemos para todos los gustos… por lo menos treinta y un sabores. —Ya lo he observado…” (Ana y Christian)

11. “—¿No quieres follar? —No. —Ah. —Quiero que me hagas el amor. —Ana, yo… Pensé que ya lo habíamos hecho. —Quiero tocarte. Por favor. —Ah, no, señorita Steele, ya le he hecho demasiadas concesiones esta noche. La respuesta es no. —¿No? —No. Mira, estás cansada, y yo también. Vámonos a la cama y ya está. —¿Así que el que te toquen es uno de tus límites infranqueables? —Sí. Ya lo sabes. —Dime por qué, por favor. —Ay, Anastasia, por favor. Déjalo ya. —Es importante para mí…” (Christian y Ana)

12. “—¿Qué diablos me estás haciendo? Me tienes completamente hechizado, Ana. Ejerces alguna magia poderosa. —Soy yo la hechizada. —Tú… eres… mía. ¿Entendido? —Sí, tuya…” (Christian y Ana)

13. “—Quiero que me aclares una cosa. —Siempre tan ávida de información, señorita Steele. ¿Qué quieres que te aclare? —Lo nuestro. —Mmm… ¿Qué pasa con lo nuestro? —El contrato. —Bueno, me parece que el contrato ha quedado obsoleto, ¿no crees? —¿Obsoleto? —Obsoleto. —Pero eras tú el interesado en que lo firmara. —Eso era antes. Pero las normas no. Las normas siguen en pie. —¿Antes? ¿Antes de qué? —Antes… Antes de que hubiera más. —Ah. —Además, ya hemos estado en el cuarto de juegos dos veces, y no has salido corriendo espantada. —¿Esperas que lo haga? —Nada de lo que haces es lo que espero, Anastasia…” (Ana y Christian)

14. “—No quiero. De eso se trata. Para mí lo del castigo es como para ti el que te toque. —¿Eso es lo que sientes? —No. No me afecta tanto; es para que te hagas una idea. —Ah. ¿Tanto lo odias? —Bueno… no. No. No lo tengo muy claro. No es que me guste, pero tampoco lo odio. —Pero anoche, en el cuarto de juegos, parecía… —Lo hago por ti, Christian, porque tú lo necesitas. Yo no. Anoche no me hiciste daño. El contexto era muy distinto, y eso puedo racionalizarlo a nivel íntimo, porque confío en ti. Sin embargo, cuando quieres castigarme, me preocupa que me hagas daño. —Yo quiero hacerte daño, pero no quiero provocarte un dolor que no seas capaz de soportar. —¿Por qué? —Porque lo necesito. No te lo puedo decir. —¿No puedes o no quieres? —No quiero. —Entonces sabes por qué. —Sí. —Pero no me lo quieres decir. —Si te lo digo, saldrás corriendo de aquí y no querrás volver nunca más. No puedo correr ese riesgo, Anastasia. —Quieres que me quede. —Más de lo que puedas imaginar. No podría soportar perderte…” (Ana y Christian)

15. “No me dejes. Me dijiste en sueños que nunca me dejarías y me rogaste que nunca te dejara yo a ti…” (Christian)


Observaciones (Obs):

- Tanto se dijo y pasó antes de la publicación de este libro; que si se habían robado el manuscrito (Ver noticia) y que eso atrasaría la publicación, luego sobre un error editorial en la “famosa página 421” de la versión en español que sería reemplazada a finales del mes de julio, etc., etc. 

- La autora mencionó que “seguramente” habrá un quinto libro sobre “Cincuenta sombras más oscuras” contado por Christian Grey. (Ver noticia) Lo que todavía no se sabe es si verá la luz antes que la segunda película (que se estrenará en febrero 2017), y si también habrá una versión de CG sobre “Cincuenta sombras liberadas”.

- Página web oficial en español sobre la saga “Cincuenta sombras”: Ver link 

- Respecto a las fechas de publicación de la TRILOGÍA, les puedo resumir que, en su versión original en inglés, el primer libro, titulado “Fifty shades of Grey”, fue lanzado a la venta como libro electrónico y como libro de bolsillo de impresión bajo demanda en mayo de 2011 por The Writers' Coffee Shop, una editorial virtual, con sede en Australia. El segundo libro“Fifty shades darker”, fue publicado en septiembre de 2011, y el tercer libro “Fifty shades freeded”, en enero de 2012. 

- En España (o sea, traducido oficialmente al español), el primer libro “Cincuenta sombras de Grey” salió a la venta el 6 de junio de 2012, impreso por la editorial Grijalbo, y los dos libros siguientes “Cincuenta sombras más oscuras” y “Cincuenta sombras liberadas” se publicaron el 4 de julio del mismo año. Con estos datos, podrán comprobar que la autora se tardó 3 años en presentarnos su cuarto trabajo (en español) y casi unos 4 años en hacerlo en inglés.

- Si quieren información adicional sobre el primer libro de la saga (que es la base del cuarto titulado “Grey”), pueden consultar la reseña que le hice a dicha novela en este blog. (Ver reseña)


Booktrailer: Ver vídeo (que es igual al del libro 1, sólo que publicitando al final la portada del nuevo libro “Grey”)



Soundtracks del libro:
- Moby.
- The Velve.
- Música Clásica, Indie.
- “Dúo de las flores” (Delibes)
- Kings of Leon.
- “Concierto para oboe de Alessandro Marcello” (Bach)
- Bruce Springteen.
- “O fortuna” (Carmina Burana de Urff)
- Foo Fighters.
- “La Marsellesa” (Himno nacional francés)
- “Shake your hips” (The Rolling Stones)
- Arias.
- “Bachianas brasileñas” (Villa-Lobos)
- “And she was” (Talking Heads)
- “Witchcraft” (Frank Sinatra)
- “She just likes to fight” (Four Tet)
- “La Traviatta” (Verdi)
- “Toxic” (Britney Spears)
- Damien Rice.
- “Tell it like it is” (Aaron Neville)
- Música coral de la época de los Tudor.
- “Spem in alium” (Thomas Tallis)
- “Opus 28. Preludio n° 4 en mi menor” (Chopin)
- “La llegada de los Montesco y los Capuleto” (Serguéi Prokófiev, “Romeo y Julieta”)
- “Pump it” (Black Eyed Peas)
- Fugas, preludios, adagios, sonatas.
- Etc.




Reseñas de la TRILOGÍA: 


1) “Cincuenta sombras de Grey(2012) 


3) “Cincuenta sombras liberadas(2012) 




Reseñas PELÍCULAS 


1) “Cincuenta sombras de Grey 







Leer más...

ENCUESTA #3: LIBROS QUE ABANDONASTE

23 jul. 2015


¡¡Hola a tod@s!!

Como ya les adelantaba en la encuesta anterior (la N° 2), nos quedó pendiente una pregunta propuesta también por la querida seguidora Giovanna R., a quien vuelvo a agradecer su participación y cariño para este blog. 

También aprovecho para extender mi gratitud a todos los que respondieron la encuesta #2, y que además intervienen en cualquiera de las demás actividades de esta página. Nunca está de más reiterarles que este espacio es de todos, así que me daría muchísimo gusto recibir más propuestas de ustedes.

Y bueno… aquí va la pregunta…

¿Cuál es el o los libros que has tenido que abandonar? ¿Por qué?


Aclaraciones:

a) Puedes nombrar uno o varios libros. Es libre.

b) Para elegir la/s novela/s que cumplen el requisito, es conveniente aclarar que lo de “abandonar un libro”, no es sólo para aquellos casos en los que detestaste una historia o algún aspecto de ella que te hicieron imposible continuar; también puede ser porque haya tocado un tema que te haya afectado mucho emocional y/o físicamente, o haya sido tan intensa (para bien) que no crees que puedas aguantar seguir leyéndola; entre otros motivos.

c) Es muy importante explicar el por qué, ya que así sabremos en cuál de los casos mencionados en el punto B (o algunos que no estén citados ahí) se enmarcan las razones por las que se produjo el abandono. Y si la recomendarías o no (que estimo que en la mayoría de los casos será un “no”).



Es sencillo. Si ya contestaron las otras dos encuestas, sabrán que es muy fácil hacerlo, tanto si quieres ser escueto o si quieres explayarte todo lo que te permitan las fuerzas de tus dedos al teclear (jeje). Y por supuesto, esta será una excelente retroalimentación para todos, y una forma muy eficaz de conocer nuevos libros o tal vez descartar libros pendientes, probablemente “para siempre jamás”.

¡¡Espero su participación!!

Saludos,


CAR


Leer más...

“Beautiful Beloved” (Beautiful Bastard #3.2) – Christina Lauren

20 jul. 2015


Autora: Christina Lauren 
Categoría: Romántica Erótica / Relato Corto
Editorial: Pocket Star, Simon and Schuster (inglés)
Publicación: Febrero 2015 (inglés)
Protagonistas: Max Stella y Sara Dillon

<<El séptimo trabajo de la serie #1 del New York Times y bestselling internacional que comenzó con las novelas “Beutiful Bastard”, “Beautiful Stranger”, y “Beautiful Player”. Protagonizada por todos los personajes de la serie Beautiful… más una pequeñita nueva adición al grupo…>>

Sinopsis:
En “Beautiful Stranger”, la genio en finanzas, Sara Dillon, conoce al irresistible y sexy británico, Max Stella, en un club de la ciudad de Nueva York. A través de la serie, los hemos visto aprender a equilibrar el compromiso, con su menos que privado estilo de diversión. En “Beautiful Beloved”, Max y Sara lo llevan al siguiente nivel. Pero la pregunta es: ¿Serán ellos capaces de encontrar el equilibrio entre sus salvajes escapadas sexuales, de las cuales aún no están listos para retirarse, y las demandas de la paternidad que viene junto con su nuevo y hermoso paquetito de felicidad? Paternidad: no es para los débiles de corazón.
En Venta: En inglés: Amazon; iTunes 


Características de los personajes:

Para que recuerden, les incluyo las descripciones que realicé sobre los protagonistas en el libro 2 de la serie.

Sara Dillon (Pétalo, Calabacita): ahora es Sara Stella. Estadounidense, cabello largo color caramelo (antes lo tenía sólo a la altura de la barbilla), ojos castaños enormes. Cumple años en agosto. Es hija única, su familia es millonaria, dueños de unos grandes almacenes regionales. Vivía en Chicago, donde trabajaba como jefa financiera en “Nieman & Shimazawa”. Después se mudó a Nueva York, a la filial de “Ryan Media Group” (RMG) para trabajar como jefa del Departamento Financiero. Es una genio de las finanzas. Tiene un máster y un doctorado en administración. Estuvo comprometida con un hombre con el que se relacionó desde los 21 años. Es la mejor amiga de Chloe (la protagonista del 1er libro de la serie).

Max Stella (Maxwell, Maximilliam): es dos años mayor que Sara. Británico, muy alto (1.95cm), hoyuelos, ojos castaños verdosos, cabellos de color castaño claro. Es economista. Nació en Leeds, trabajó en Londres y después se mudó a los Estados Unidos, desde hace 6 años. Estudió en Cambridge, donde fue compañero de habitación de Bennett por 3 años. Es de familia muy numerosa: tiene 7 hermanas y 3 hermanos, 17 sobrinos/as; sus padres son irlandeses católicos. Su padre falleció de cáncer de pulmón, y su madre trabaja con él como su secretaria. Dirige una de las firmas de capital de riesgo más importantes de NY, llamada “Stella & Sumner”. Él se especializa en arte: galerías y antigüedades. Era un hombre muy famoso en la ciudad, tanto por su trabajo como por el hecho de que lo consideraban un mujeriego sexy e irresistible, hasta que se casó con Sara. Jugaba al rugby, aunque ahora se mantiene en forma corriendo en el parque junto a Will y Hanna.

Otros personajes: 1) Annabel Dillon Stella (“Anna”; hija de Max y Sara; tiene 4 meses; pesó más de 4kg al nacer y el trabajo de parto duró más de 24 hs; tiene los ojos marrones de su madre; Max la llama “little beloved” o pequeña amada); 2) Niall Stella (hermano menor de Max; sólo tiene 10 meses de diferencia en la edad; está muy unido a Max, se quieren mucho; divorciado, estuvo casado con Portia; se casó recién salido de la secundaria y su matrimonio duró hasta el verano anterior; guapísimo, altísimo, esbelto, más delgado que Max, cabellos castaño claro, ojos marrones; es estoico, sereno, tranquilo, tiene buena mano con los niños, por eso es el tío preferido de todos sus sobrinos); 3) Brigid Stella (madre de Max; trabaja con él como su secretaria en “Stella & Sumner” desde hace varios años; crió a 10 hijos, viuda); 4) Karen y Rebecca (hermanas de Max y Niall; Rebecca es la menor de todos los hermanos y es muy cercana a Max y Niall); 5) Bennett Ryan y Chloe Mills (esposos, protagonistas del 1er libro., él es uno de los mejores amigos de Max desde la universidad; y ella es la mejor amiga de Sara); 6) William Sumner y Hanna (“Will”; mejor amigo y socio de Max; está comprometido con Hanna; fueron los protagonistas del 3er libro., él es el guapo del grupo, ojos azules, obsesionado con los pechos de Hanna); 7) George (amigo y asistente de Sara en la empresa “Ryan Media Group”; es un veinteañero gay); 8) Henry Ryan (padre de Bennett, dueño de la empresa RMG); 9) Scott (chofer de Max y Sara); 10) Sophia (sobrina de Bennett); 11) Liv (tiene una hija llamada Aspen); 12) Jhonny French (dueño del Club “Red Moon”, amigo de Max, duro empresario); 13) Lisbeth (recepcionista en el Club “Red Moon”); 14) Trin (nueva recepcionista en el Club “Red Moon”, despampanante, pelirroja, agradable); 15) Teresa Smith (mujer con la que Max quería que Niall hubiese estado en vez de con Portia); entre otros.


Comentarios personales:

Este es el cuarto relato corto de la serie “Beautiful Bastard” (que a la vez está relacionado con el segundo libro) de las escritoras Christina Lauren.

Consta de 6 capítulos y una publicidad del próximo libro (“Un secreto explosivo” o Beautiful Secret), en poquito más de 100 páginas, ambientada mayormente en la ciudad de Nueva York.

El relato inicia con el hecho de que desde hace algunos meses Max y Sara ya son padres. Al principio les costó, pero lograron habituarse rápidamente a su nuevo rol de progenitores. Max nos cuenta que está feliz con su vida, que está muy enamorado de su esposa, que le encanta cómo luce ella físicamente con todos los cambios que le sobrevinieron con la maternidad, aunque no se lo dice porque no sabe cómo podría ella tomarse su fascinación. Esa noche, recibe la llamada de su hermano menor Niall, quien le dice que visitará NY por pocos días la semana que viene y que espera verlo, y también poder conocer a su sobrinita Annabel (ya que ellos llevan más de 1 año sin verse, desde la última vez que Max fue a Londres). Le aclara que llegará el martes y se regresará el domingo, y que muy posiblemente no será el único viaje que realice a NY, porque hay planes de que pronto vuelva durante 1 mes por temas laborales y para unas conferencias. Aquí es conveniente hacer hincapié en que Niall es el protagonista del cuarto libro de la serie, por lo que es precisamente en este relato corto en el que él se nos presenta y podemos empezar a vislumbrar algunas características de este personaje.  

Uno de los puntos centrales de este relato es el esfuerzo que deben hacer tanto Max como Sara para reencaminar la intensa e inagotable pasión de la que siempre gozó su relación de pareja, misma que, antes del nacimiento de su hija, condimentaban con los juegos en los que participaban en el selecto y privado Club de sexo del que son miembros bastante populares (por las performances que hacían).

Buena parte de la trama tiene que ver con los intentos que ambos hacen por recuperar esos momentos salvajes, a la vez que no pueden evitar que su prioridad siempre sea su pequeña y amada Annabel, lo que los hace confirmar que ahora tienen un motivo superior y más importante que cualquier otra cosa, persona o situación.

Es lindo ver a los queridos personajes de Max y Sara en una etapa tan bella de sus vidas, como lo es el de ser los responsables de una preciosa vida. Tal y como ya lo conocemos, Max es un divino total, y como padre lo es aún más. Y Sara es su perfecto complemento. Son una pareja normal, y tal vez varios de ustedes se sientan identificados con algunos de los escollos por los que tienen que atravesar.

El relato me gustó mucho, ya que hizo que me reencontrara con personajes queridos de esta serie (Max, Sara, Bennett, Chloe, Will, Hanna) y también me permitió conocer al que será el próximo protagonista, Niall, que la verdad no pinta nada mal. Lastimosamente, como ocurrió con los relatos anteriores, no existe una traducción oficial realizada por la editorial que publica los libros de la serie, pero, se pueden encontrar traducciones no oficiales ofrecidas por otras fans lectoras (como el grupo que les menciono en las observaciones) que amablemente dedican su tiempo y esfuerzo para que quienes no puedan o no quieran leer en inglés consigan continuar con la secuencia de hechos que nos presenta cada historia. Por último, como están estrechamente relacionados, este relato es importante que lo lean (o relean) antes de iniciar el cuarto libro, que ya fue publicado oficialmente en español a principios de este mes de julio. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser spoilers)

“-¿En qué pensabas mientras estabas allí parado mirándome?” -Solo estaba sintiéndome bastante enamorado de mi vida…” (Sara y Max)

<<Yo amaba como lucía su cuerpo, pero no sabía cómo admitirlo. Amaba sus caderas, sus pechos. Me encantaba observarla mientras alimentaba a nuestra bebé y que luego viniera a acurrucarse junto a mí. Se sentía como que cada maldita cosa en el mundo se hubiese arreglado con la llegada de nuestra hija. Pero me seguía sintiendo un poco avergonzado por querer que su cuerpo permaneciera de esta manera luego de lo que tenía que admitir, había sido un duro trabajo de parto…>> (Pensamiento de Max)

“-¿Es raro que quiera permanecer de esta manera? ¿Que quiera llenar nuestra casa de enanos? -La falta de sueño te está comiendo el cerebro. -Yo sé que tú deseas una familia grande. Y yo jamás he estado más enamorada de ti que cuando te he visto ser padre…” (Sara y Max)

“-Entonces ¿Te gusta mi cuerpo ahora? -Yo amo jodidamente tu cuerpo. Y amo lo feliz que te ha hecho la maternidad. Me gusta lo dichosa que luces últimamente. También me gusta lo grande que están tus tetas. -¡Él finalmente lo admite! -¿Eso qué significa? -No quiero que te preocupes tanto. Quiero más bebés, tal vez no inmediatamente, pero sí algún día, y cuando digo eso, veo terror en tus ojos. -No es tan duro para mi cuerpo. Mi cuerpo parece estar soportándolo bien. Regresaré a trabajar pronto. Míranos. Lo hemos hecho…” (Sara y Max)

“-Esta es nuestra primera noche fuera sin ella. Es normal que te sientas un poco inquieta. Yo estoy un poco inquieto. -No pareces inquieto. Nunca lo pareces. Juro que tienes una cara de póker como nunca le he visto a nadie. -No lo sé. Nunca he podido esconderte nada, ¿y ahora puedo? Estoy bastante seguro que habías notado lo loco que estaba por ti en apenas unos días de habernos conocido. -El papel de pícaro te salía bastante bien…” (Max y Sara)

“-Eres muy sexy cuando estás en modo doméstico. -Si crees que esto es sexy, me deberías ver al cambiar un pañal. -Lo he hecho, en realidad, ¿por qué crees que me casé contigo? Por eso y por tu acento. Ah, y por tu pene gigante. -Demasiado correcto. Y yo me casé contigo porque eres hermosa, inteligente y sexy como el infierno. Sin mencionar el hecho de que puedes adueñarte del mundo. -Adueñarme del mundo. Supongo que volveré a eso bastante pronto. -¿No estás lista, Pétalo? - Lo estoy. Sólo estoy teniendo un momento difícil bloqueando ese sentimiento de culpa con respecto a lo de querer regresar al trabajo. -¿Por qué demonios querrías bloquear ese sentimiento? Permítete sentir todas las cosas, Sara. Luego da un paso atrás y date cuenta que puedes hacer cualquier cosa que malditamente quieras. Puedes apoderarte del mundo e incluso así ser la más grandiosa madre y esposa del planeta. Annabel crecerá viéndote hacer todas las cosas y sabrá que ella puede hacer todas las cosas también, si así lo elige…” (Max y Sara)

“-Sabes, he estado pensando lo mismo. He estado empeñada en demostrar que soy la misma, que somos los mismos, pero no lo somos, ¿cierto? Y no tenemos que serlo. Amo esta nueva vida y amo este nuevo tú, tanto como el anterior. Tal vez aún más. -Me gusta cómo suena eso. Así que volverás al trabajo, y continuaremos haciendo esto. Hacer lo que funciona mejor para nosotros…” (Sara y Max)


Observaciones (Obs):

- Como ya saben, la editorial no traduce oficialmente los relatos cortos de esta serie, así que la única manera de leerlos en español es recurriendo a los foros de traducción. En este caso, yo leí la traducción realizada por el grupo Charlando de libros

- No tiene booktrailer ni soundtracks.




Reseñas de los libros de la serie:


1) Un tipo odioso (Beautiful Bastard). 
1.1. Beautiful Bitch”. 

2) Un desconocido encantador (Beautiful Stranger). 
2.1. Beautiful Bombshell”. 

3) Un seductor irresistible (Beautiful Player)
3.1. Beautiful Beginning”. 
3.2. “Beautiful Beloved”.

4) “Un secreto explosivo” (Beautiful Secret)


Próximamente

- “Beautiful Boss” (será un relato corto publicado en inglés el 29/02/2016) Ver iTunes; Amazon 



* Hay quienes enumeran los relatos de forma diferente: 1.1 = 1.5; 2.1 = 2.5; 3.1 = 3.5; 3.2 = 3.6.


Leer más...

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2016 | Tema Diseñado por: Por Car... | Con la tecnología de: Blogger